Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Comercios on line con productos ajenos y agregados por los usuarios”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Comercios on line con productos ajenos y agregados por los usuarios” de la sección Tendencias

Comercios on line con productos ajenos y agregados por los usuarios

Home Page de Mulu.me
Home Page de Mulu.me

Las fases de una venta on line se están transformando con la aparición de tiendas sin productos que comercializan los artículos agregados por su comunidad de usuarios. La filosofía de estos establecimientos es el descubrimiento de nuevas oportunidades de compra y la utilización de herramientas similares al Pin It de Pinterest, que permiten incorporar cualquier artículo en un nuevo contexto.

Se trata de una agregación de contenidos pero no de una acción de web curation ya que no altera el contexto ni la información básica de cada uno de los artículos. El usuario que forma parte de la comunidad lo incorpora a la nueva plataforma de venta y, si desea, lo comenta para que, desde allí, se pueda adquirir en cualquier otro espacio.

Selección de regalos para una mujer en Wantful
Selección de regalos para una mujer en Wantful

Además de estas nuevas plataformas, otros comercios on line, sobre todo de los sectores de moda, complementos y hogar, están aplicando nuevas estrategias de marketing de contenidos y retargeting (ofrecer productos relacionados con el señalado como interesante), en función de los comentarios de los usuarios y compradores anteriores. La intención es convertir al comprador en un prescriptor de los artículos a la venta.

Estos son algunos ejemplos de las nuevas tiendas on line:

  • Mulu.me, Buyosphere y Svpply: Tienen, especialmente Mulu.me, un aire muy parecido a Pinterest. Los usuarios añaden productos recomendados que pueden encontrar en cualquier web. A partir de su inclusión, estos artículos están disponibles mediante redirección a la tienda original. Los miembros de la comunidad opinan, votan y recomiendan los artículos. Disponen de bookmarklets para la incorporación de artículos al catálogo. Y se fundamentan en un sistema de preguntas y respuestas de sus usuarios en torno a cuestiones relacionadas con los productos.
  • Lyst y Stylmee: Quienes proponen los productos son directamente las marcas que los fabrican y los ponen a la venta. Aquí el usuario sólo puede comentar o crear combinaciones de artículos que estarán disponibles como recomendaciones para los demás miembros de la comunidad.
  • Thomas Pink: La participación está dirigida desde la propia marca, que utiliza un FAQ asociado a cada artículo para recabar recomendaciones de los usuarios. Por ejemplo, en una camisa es posible encontrar como pregunta abierta: “¿Qué corbata combina mejor?”. Los usuarios registrados pueden, si lo desean, ofrecer su opinión a otros compradores.
  • Lux Fix: El cambio en el esquema de venta está determinado por la propia acción del comprador. Orientada como una tienda de ventas flash, los clientes disponen de 40 minutos para adquirir el artículo que se haya puesto a la venta correspondiente a la marca de uno de sus diseñadores. En ese tiempo, el precio varía en función del stock disponible. Puede ser una ganga o no. Los datos estadísticos obtenidos en la operación sirven para determinar nuevas acciones de venta eligiendo diseñadores y productos que hayan funcionado mejor y para animar a otros compradores a participar para obtener mejores precios.
  • Mydeco: Tienda de hogar y decoración que se ha dotado de un apartado de selecciones preferidas de sus compradores. Allí guardan los artículos que les han interesado y comentan el uso o combinaciones que les pueden dar en el futuro. El resto de miembros de la comunidad de compradores pueden ver este tipo de propuestas de uso, junto a vídeos de los proveedores de la tienda sobre calidades y recomendaciones de utilización. Esta sección ha permitido reescribir las descripciones de 5.000 productos y ajustar los stocks disponibles, para optimizar los resultados de ventas.
  • Lockerz: Plataforma que invita a compartir en redes sociales los productos de interés. El miembro de la comunidad que comparte recibe descuentos en la compra de los artículos. Es una forma de conseguir notoriedad social del producto a cambio de un cupón de descuento.
  • Wantful: Tienda de regalos diseñada y programada para facilitar cualquier tipo de compra. El sistema diseñado, muy ágil, y su espectacular navegación permite obtener una lista de artículos en función de la relación personal con la persona que recibirá el regalo, sexo, estudios, aficiones, hábitat, precio… También dispone de una opción automática de propuestas de regalos. Cuando se ha elegido, el sistema crea un libro personalizado que acompañará el obsequio.

Fidelización de comunidades y ‘descubrimiento’
La mayoría de estos establecimientos se encuentran en fase beta, aprovechando para su financiación sus semejanzas a Pinterest y otras herramientas de comisariado de contenidos, actualmente de moda. De ahí que presenten disfunciones graves en algunos casos. Algunas presentan problemas de velocidad de acceso. También se echa en falta la figura del experto que pueda ayudar con mayor acierto en las recomendaciones. Los bookmarklets no siempre funcionan y no son compatibles con teléfonos móviles o tablets. Y tampoco resulta fácil acceder de forma directa al producto que le interesa al comprador ya decidido.

Aún así, se puede concluir que todas pretenden generar una comunidad de compradores para asegurar su fidelidad y la repetición de ventas. Son estas comunidades las que perfilan el tipo de la oferta: la calidad, el precio, el momento de la compra y también el modo y momento de uso del artículo adquirido.

Estas plataformas comerciales están más orientadas al descubrimiento del artículo que a la venta y les falta una jerarquización de contenidos sólida y transversal. Están pensadas para favorecer el producto, pero también podrían utilizarse para todo lo contrario, y parece que no haya nadie detrás capaz de determinar ese tipo de utilización o una campaña de spam.

El embudo de ventas se ensancha por la parte más estrecha (regreso del comprador) obligando a cambiar las rutinas de marketing on line de las firmas comerciales. Pero no dejan de ser recomendadores de artículos por agregación, como siempre han existido en Internet, aunque más sofisticados.