Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Cómo construir un mensaje web ‘usable’ y accesible (II)”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Cómo construir un mensaje web ‘usable’ y accesible (II)” de la sección Tendencias

Cómo construir un mensaje web ‘usable’ y accesible (II)

Presentamos la segunda parte del catálogo de normas que deben seguirse para la creación de un mensaje web usable y accesible. Tal y como apuntábamos en la noticia que abría la serie, los nuevos dispositivos con pantalla táctil o interfaz gestual —como los terminales con sistema OSX Lion—, la irrupción del lenguaje HTML5 y la nueva orientación en la creación de arquitecturas web partiendo de lo particular, obligan a recordar los principios de usabilidad y accesibilidad para la redacción de websites.

Esta necesidad de recordar normas elementales está dada por la forma de interactuar con las máquinas y por las circunstancias de conectividad, que han llevado muchas veces a sacrificarlas hasta caer en el olvido. Aquí presentamos un segundo bloque de normas, leyes y principios:

  • Regla de los 3 clics: Las estadísticas indican que un usuario tiende a abandonar una página web si no logra acceder a la información que desea obtener en menos de 4 clics. Este hecho implica la eliminación de interacciones que puedan resultar gratuitas en animaciones y aplicaciones de Ajax, la simplificación de formularios y la programación de menús de navegación de “salida” de la página hacia el mismo website.
  • Regla de los 2 segundos: Otra conclusión obtenida de las estadísticas de navegación refleja que un usuario no esperará más de 2 segundos a una respuesta de la página web. La reducción del tiempo de respuesta es una labor WPO (Web Performance Optimization) que afecta al servidor y a las soluciones tecnológicas de la programación de la página, pero sobre todo a contenido mostrado en iframes, contenido obtenido mediante conexiones JSON, CURL, SOAP y cualquier otra aplicación externa del website (plataformas bancarias, servicios de API externas, tiendas on line integradas, etcétera), muy difícil de controlar.
  • Principio de Pareto: Vilfredo Pareto (1906) describió un principio económico que ha tenido distintas aplicaciones en el ámbito de las ciencias sociales. Desde la perspectiva de la arquitectura web, plantea que el 20% de los usuarios aporta un 80% del beneficio del website (visitas, compras…). La aplicación del principio —los porcentajes son una estimación— supone la identificación del perfil del 20% de usuarios, para crear mensajes dirigidos sólo para ellos.
  • La Pirámide Invertida: Cualquier mensaje en una página web debe estructurarse como las noticias periodísticas, utilizando un esquema de Pirámide Invertida en el que lo más importante figura en primer término y, a lo largo del desarrollo del contenido van aportándose datos secundarios y de entorno y ubicación del tema. En todo caso, la mejor opción es contratar a un periodista para que desarrolle los contenidos de forma rápida y eficiente.
  • Todo texto: Cualquier elemento al que se pueda acceder dentro de una página web debe ser texto escrito o disponer de una descripción textual, porque sólo el texto es localizable por los buscadores internos y externos para que lo pongan a disposición del usuario. La visibilidad para el usuario puede ser conmutable u estar permanentemente oculto, pero siempre debe existir una descripción detallada y breve de cualquier elemento de contenido.
  • Efecto ‘cliffhanger’: Como en los seriales, que en el momento álgido se interrumpían con la promesa del desenlace en el próximo capítulo, una buena opción para conseguir realizaciones web (acciones deseadas y orientadas por la arquitectura de la información) puede ser emplear este efecto. Por ejemplo, permitir la lectura de los dos primeros párrafos de una página y obligar al usuario a registrarse o pagar un precio por acceder al resto del contenido.
  • Efecto Zeigarnik: La psicóloga Bluma Zeigarnik definió en 1927 la tendencia humana a recordar con más facilidad las tareas inacabadas, interrumpidas y pendientes que las completadas. En cierto modo es la explicación del efecto cliffhanger, descrito en el punto anterior. Pero desde la perspectiva de escritura para la web justifica un mayor recuerdo e interés por titulares planteados como pregunta, del tipo “¿Qué pasa si…?”, “¿Cómo…?”, ”Por qué…”. El cerebro humano retiene mejor las preguntas inacabadas al tiempo que requiere imperiosamente una respuesta para ellas, incitando a proseguir la lectura. El abuso de estas técnicas puede producir resultados nefastos.
  • Diseminación de la información: Aunque cualquier tema puede desarrollarse en un único texto prolijo en datos, la vista del usuario rastreará con rapidez todos los elementos que se puedan identificar como titular en la página web, deteniéndose en el que satisfaga mejor sus expectativas. La información, por tanto, puede despiezarse como en periodismo en fragmentos reconocibles y breves que faciliten la lectura. Los nuevos elementos semánticos del lenguaje HTML5 están orientados a una localización más rápida y eficiente de estos fragmentos de información en la misma página: aside, section, figure… Cada uno de ellos está destinado a un tipo de dato concreto en relación con el cuerpo de texto principal.
  • El Síndrome del Polluelo: El usuario asume de forma natural el comportamiento de la interfaz de su primera experiencia con un dispositivo o aplicación web. A partir de ese momento, juzgará al resto de los dispositivos en relación con su experiencia previa y los rechazará si son distintos. Aún y cuando puedan resultar mejores. Es el caso de dispositivos como el iPad, que siendo el primero en el mercado de los tablets ha obligado al resto de sistemas operativos a adaptarse a sus soluciones de interacción para no perder usuarios. Este síndrome descrito afecta también a determinadas comportamientos web. Por ejemplo, para determinadas formas de acceder a información, ante el triunfo de Facebook, será obligado copiar sus procedimientos.
  • Partir desde el final: La arquitectura de un website debe realizarse, con los nuevos lenguajes, desde el objetivo, no plantearse como un camino a un objetivo, como hasta ahora. Sólo así se reducen los clics y los tiempos de espera del usuario y se aumentan las realizaciones.
En el próximo capítulo, diez principios más.