Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Consejos para escoger un dominio corporativo en 2013”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Consejos para escoger un dominio corporativo en 2013” de la sección Tendencias

Consejos para escoger un dominio corporativo en 2013

La elección de un dominio corporativo para una nueva actividad en Internet ha cambiado en los últimos años. Ahora ya no es indispensable recoger en el dominio las palabras clave de la actividad para lograr un mejor posicionamiento en los buscadores. El factor URL ha perdido considerable peso en el cálculo del posicionamiento de los sitios web.

La principal dificultad para la elección de un buen dominio es que esté libre. Cada año se registran millones de dominios en todo el mundo y difícilmente el dominio que interese estará desocupado. Será necesario manipular la terminología asociada a la denominación de la marca comercial para asegurar su excelente funcionamiento.

Nivel del dominio
Hay que escoger siempre, como primera opción, un dominio de primer nivel: .com, .org y .net, por este orden.

En España y particularmente en Catalunya tenemos una particularidad única. El dominio lingüístico de primer nivel .cat, reservado para los sitios web en catalán o que versen sobre cultura catalana. Puede ser muy interesante escoger este dominio en función del tipo de visitantes y de clientela. Las estadísticas que manejamos —ni oficiales ni sistemáticas— indican que el usuario habitual de sitios web con dominio .cat lo prefiere a .com y .es si está habilitado. Es un visitante con criterio que busca una afinidad cultural y que, generalmente, establece un mayor vínculo de confianza con el sitio. Este efecto .cat sólo se produce, según parece, con el dominio territorial .fr, correspondiente a Francia.

Brevedad
Hace mucho tiempo que los buscadores dejaron de contar caracteres. Cuentan sílabas que dentro de conjuntos de palabras —a excepción del indonesio— forman conjuntos simétricos a sus diccionarios idiomáticos de trabajo. En otras palabras, cuantas menos sílabas pronunciables y reconocibles tenga el dominio, mejor. Será siempre más eficiente un dominio que no pase de las seis sílabas, aunque no existe ninguna norma fija sobre este respecto.

Si se sobrepasa, tampoco es un problema grave. “sillasmartinez.com” funcionará mejor que “sillasysillonesmartinez.com”.

Dominio pronunciable
La capacidad de leer en voz alta el dominio no sólo afecta a los buscadores. También influye en la explotación comercial del sitio web. Por lo tanto, no sólo debe leerse sin equívocos, salvo que sean intencionados.

Por ejemplo, una sala de fiestas catalana se bautizó intencionadamente con el nombre de tres personajes de manga: michu, mino y negro. Su dominio era “michuminonegro.com”. Sin embargo, puede ser conveniente evitar este tipo de segundas lecturas.

Además de pronunciable, debe evitar confusiones ortográficas. Que no haya dudas sobre la presencia de “b” y “v”, sobre la existencia de “h”, sobre confusiones entre “q” y “c” o “k”, o entre “g” y “j”. Ni sobre posibles plurales o singulares.

Si existe la mínima duda, que todo el personal de la empresa se aprenda una cantinela para deletrear el dominio por teléfono usando iniciales de ciudades y países: “Sevilla, Italia, Logroño, Logroño, Alicante, Sevilla, Madrid, Alicante, Roma, Toledo…”.

Estandarización tipográfica
Aunque sea posible, no deberían utilizarse tildes, “ç”, “ñ” y otros caracteres no estandarizados en la composición del dominio.

Tampoco deberían usarse guiones uniendo palabras. El guión también ha perdido valor en los cálculos de posicionamiento en buscadores, pero sigue siendo un operador avanzado que intenta localizar todos los términos que le preceden siempre y cuando no aparezcan en los resultados los términos a los que antecede. Es decir “sillas-martinez” buscaría páginas en las que aparezca el término “sillas” siempre y cuando no aparezca la expresión “Martínez”.

Modificadores de palabras clave
Los términos modificadores que se empleaban profusamente en SEO y que han perdido valor, pueden tener sentido en el nombre del dominio. Se trata de palabras estandarizadas que aportan un valor adicional a la terminología que componen el dominio y que resultan fáciles de recordar y de buscar. Su uso puede generar nombres de dominio distinguibles y que también pueden llevar a cierta complicidad con la clientela:

  • Modificadores societarios: Añadir las iniciales de la forma societaria al final del término (“sillasmartinezsl.com” o “sillasmartinezsa.com”). Muchos usuarios acaban confundiendo SL con SA, y el error en su uso les incomoda sobremanera.
  • Modificadores profesionales: Añadir la expresión de lo que mejor se sabe hacer o la profesión: “ebanistamartinez.com”, “mueblesmartinez.com”, “martineztapicero.com”„
  • Modificador geográfico: Que no quepa duda de dónde se encuentra la empresa física: “martinezbarcelona”, “martinezsantandreu”, “martinezportvell”, “martinezmadrid”… Siempre será más útil para quienes busquen un comercio de proximidad. Aún así, siempre debería darse de alta el sitio web en Google Places (ahora integrado en Google+) y, si es posible, deberían usarse tarjetas hCard y vCard embebidas en el código del sitio web para mejorar la localización.
  • Modificador aspiracional: Pensando el negocio en grande: “martinezuniversal”, “martinezinternacional”, “martinezmundial”…
  • Modificador inspiracional: Que el dominio recuerde una acción que sus visitantes quieren llevar a cabo en su contacto con la firma: “ventasmartinez”, “comprarsillasmartinez”, “ensillasmartinez.com”, “visitamartinez.com”…
  • Modificador temporal: Combinación del término con el uso estacional del producto estrella: “primaveraenmartinez.com” (para decoración primaveral si sólo hubiera esta estacionalidad del consumo. Para ofertas diarias, si se muestran en home page del sitio, puede ser interesante “hoyensillasmartinez.com”.
  • Modificador comercial: Empleo de adjetivos comerciales vinculados al dominio: “mejorsillasmartinez”, “sillasbaratas”, “ofertasensillasmartinez”, “sillasgratis”…
  • Modificadores de afirmación: Fijan la marca en el consumidor y en todos los canales de venta y proveedores: “somosmartinez.com”, “mejormartinez.com”, “sillasmartinezsi.com”.

Por supuesto, es posible una combinación de distintos criterios y modificadores.

Cualquier empresa puede tener todos los dominios que desee, pero sólo uno actuará de forma corporativa y se convertirá en el núcleo de toda la estrategia e identidad digital de la compañía. Así que es conveniente pensarlo bien antes de decidirse por uno.