Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Consejos para la redacción coherente de las autorreferencias con ‘www’”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Consejos para la redacción coherente de las autorreferencias con ‘www’” de la sección Posicionamiento web

Consejos para la redacción coherente de las autorreferencias con ‘www’

La inmensa mayoría de las direcciones de página web pueden escribirse tanto con el prefijo www como sin éste. El destino será el mismo, con escasas excepciones. Sin embargo, el uso aleatorio de ambas modalidades puede tener un efecto negativo en el posicionamiento en buscadores.

El prefijo www. antes del dominio en una URL, en principio, es un arcaísmo de Internet. Muchos lo consideran totalmente innecesario. Tanto que hay un movimiento en contra de perpetuar su uso. Otros sin embargo, creen que es útil tanto desde la perspectiva técnica como desde la convención visual. Por ejemplo, anunciar una URL en un contexto en el que no es un contenido habitual o frecuente, como un programa de televisión, resulta más eficiente con las www. Actúan como reclamo visual, al igual que @ o # en los enlaces de Twitter.

Muchos proveedores de Internet permiten a sus clientes desactivar las www, de modo que se puede acceder indistintamente. El objetivo de la técnica es no perder ningún visitante porque éste haya olvidado escribir el subdominio. Incluso las herramientas de webmaster de los buscadores permiten configurar el acceso preferido, con o sin www.

El efecto práctico es que los redactores del sitio web pueden escribir de forma indistinta una misma URL propia, sabiendo que el destino será siempre el mismo. Además, la escritura de la URL puede tener lugar en espacios controlados (dominios propios) o de terceros. Y los robots intentarán seguir dos URL distintas (con y sin www), que conducen a un contenido idéntico. Por lo tanto, duplicado. Consiguientemente, penalizable en posicionamiento.

Esta situación pasa inadvertida incluso para los analistas de posicionamiento, porque no suelen introducirse en la estructura de la redacción de los enlaces, ni propios ni externos. La solución pasa por:

  • Establecer un tipo de escritura del dominio preferida y configurarla en los buscadores.
  • Generar una instrucción de estilo para que todos los redactores escriban del mismo modo las URL propias.
  • Difundir la URL con el estilo definido en todos los soportes (tarjetas de visita, cartería, automóviles de empresa, publicidad, etéctera).
  • Revisar y corregir todos los enlaces generados en el sitio. Bastará añadir o eliminar las www.
  • Localizar los enlaces exteriores que puedan ser más relevantes y solicitar una escritura coherente a sus autores.

Sólo así es posible restablecer una situación negativa de detección difícil.