Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Criterio económico para la adaptación de websites para móviles”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Criterio económico para la adaptación de websites para móviles” de la sección Tendencias

Criterio económico para la adaptación de websites para móviles

La página de Contacto de Interdixit en un simulador de iPhone
La página de Contacto de Interdixit en un simulador de iPhone

Aunque las cifras oficiales sobre uso de dispositivos móviles para la navegación por páginas web no son demasiado creíbles, lo cierto es que existe una tendencia al alza sobre esta modalidad de consumo de información on line.

Esta realidad obliga a muchos propietarios de websites a ofrecer una experiencia de calidad a los usuarios que llegan desde estos teléfonos móviles de última generación. De hecho, por costes de los dispositivos y de la conexión 3G, los visitantes que los utilizan probablemente dispondrán de un alto poder adquisitivo que interese especialmente a los propietarios de los websites.

Por lo tanto, se hace necesario disponer de una versión on line sólo para móviles.

La mejor opción es disponer de un dominio .mobi y ofrecer un contenido creado únicamente para teléfonos móviles, en el que se combinen lenguajes XHTML + CSS con una estructura de navegación que permita también a los usuarios de protocolos WAP el acceso a la totalidad de la información.

En principio, esta opción implicaría disponer de:

  • Website para navegación desde terminal de ordenador
  • Website con versión WAP
  • Versión XHTML + CSS para las distintas versiones de teléfonos móviles

Esta primera propuesta resulta cara. Básicamente consiste en crear dos websites distintos, como el de Opera —web normal y web reducida—, pero con el mismo contenido.

También es posible disponer de un solo website y que, bien utilizando JavaScript o el lenguaje de programación (PHP, JSP, ASP…), pueda ofrecerse un contenido adecuado para cada dispositivo. De este modo, prescindiendo de WAP, sería posible ofrecer una programación XHTML + CSS para los navegadores habituales y una programación XHTML + CSS para los dispositivos móviles de última generación. Sin embargo, se necesitaría una programación XHTML orientada a móviles y una programación de excepciones para cada uno de los 15 navegadores móviles disponibles actualmente.

15 archivos CSS handheld
Los problemas más evidentes que supone la programación para dispositivos móviles que reconocen XHTML + CSS son:

  • Navegación por pantalla táctil: la posibilidad de ampliar fragmentos de página y el uso del “toque” para abrir enlaces elimina muchas posibilidades de utilización de programación JavaScript para mostrar galerías, ampliar imágenes, enseñar persianas…
  • Incompatibilidades o carencia de plug-ins: Flash y DivX, por ejemplo, son los más afectados. En algunos modelos de teléfonos funcionan, y en otros no.
  • Pequeño espacio para cachés: las páginas —y todos los archivos asociados— deben ser muy ligeras.
  • No existe uniformidad en la carga de archivos CSS: utilizando los atributos media=“screen” y media=“handheld”, para distinguir los archivos CSS de las páginas web, estos no se cargan independientemente. Según el modelo de navegador “móvil”, algunos cargan sólo screen, otros sólo handheld, algunos más los dos al mismo tiempo, o, sólo cargan handheld con opciones de tamaño de pantalla (max-device width).
  • Interpretación distinta de los estilos CSS: Como en los terminales de ordenador, los navegadores de dispositivos móviles interpretan de forma distinta las instrucciones de estilos. En algunos casos, justificadamente; en otros, no. Los “errores” habituales se producen en las instrucciones float, display, padding, margin y background.
  • Las imágenes requieren que se especifiquen todas las dimensiones para mostrarse correctamente.
  • Algunos dispositivos, como el iPhone, ofrecen una respuesta óptima a determinados modelos de programación generados por sus creadores y basados en unas recomendaciones comunes de CSS y Ajax.

Estas circunstancias implican que sea necesaria una programación para cada uno de los 15 navegadores para dispositivos móviles existentes. O, como mínimo, generar excepciones CSS muy severas para cada uno.

La mejor idea
Una tercera opción, más sensata y económica, consiste en la elaboración de una versiones XHTML + CSS del website con una única variación. La versión estándar se destinaría a todos los dispositivos estáticos —ordenadores de sobremesa y terminales portátiles— y la versión, seleccionable por programación tras la detección del navegador, para los dispositivos móviles. La segunda eliminaría archivos embebidos (flash o movies), archivos de difícil lectura (Excel complejos, por ejemplo) o descarga, todos los comportamientos generados por Ajax, etcétera.

Convendría que todo el contenido se mostrara en una o varias columnas definidas por divs, de manera que resulten más fáciles de ampliar en dispositivos táctiles. Para el desarrollo de la versión, la mejor opción es la utilización de las recomendaciones de navegación de Apple para el iPhone —i el iPod Touch—, ya que probablemente sea la programación más avanzada, especialmente en materia de formularios, activación y reconocimiento de números de teléfono, etcétera.

De esta forma, los usuarios de móviles verán un website con pocos errores CSS respecto del original y los usuarios de IPhone dispondrán de casi todas las ventajas de su dispositivo de navegación, pero a un coste muy reducido para el propietario del website.

Cada fabricante explica las características de programación de los navegadores para móviles. Desde esta lista es posible acceder, a día de hoy, a los documentos técnicos, los programas o simuladores de la mayoría de navegadores: