Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“El 27% de los seguidores de marcas en redes sociales sólo buscan descuentos”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “El 27% de los seguidores de marcas en redes sociales sólo buscan descuentos” de la sección Tendencias

El 27% de los seguidores de marcas en redes sociales sólo buscan descuentos

Resumen estadístico del estudio de Nielsen
Resumen estadístico del estudio de Nielsen

La última Encuesta Global de Internet realizada por Nielsen revela que la mayoría de usuarios de redes sociales que siguen marcas comerciales lo hacen para obtener descuentos y ofertas especiales. Las conclusiones de este estudio ponen en entredicho las políticas de comunicación corporativa orientadas al establecimiento de un proceso de diálogo entre la empresa/organización y el cliente o proveedor.

Los seguidores que buscan un beneficio inmediato y tangible alcanzan el 27% en Europa y supone un tercio de los usuarios en redes sociales en el resto del mundo. En Estados Unidos, sin embargo, esta cantidad se eleva al 45%. Por edades, esta tendencia se mantiene constante, aunque en las franjas de los menores de 20 años y de los adultos de entre 55 y 59 años los internautas son menos propensos a seguir marcas para lograr ventajas económicas en forma de ofertas o descuentos.

Nielsen Investigation, autora de la encuesta, es una división de análisis de la multinacional de estudios de mercado y audiencias. Para el análisis hecho público hace unas semanas recoge las conclusiones sobre los datos recogidos en España, Francia, Alemania, Italia, Suiza y el Reino Unido, para el estudio europeo.

En este ámbito, los motivos de seguimiento de marcas comerciales han sido:

  • 27% obtener descuentos u ofertas especiales.
  • 26% mostrar apoyo a la marca.
  • 17% ser el primero en disponer de novedades o actualizaciones de la marca.
  • 16% saciar la curiosidad suscitada por publicidad de la marca.
  • 4% seguir la recomendación de un miembro de su red social.
  • 4% imitar a un miembro de la red social que también sigue la marca.
  • 1% mostrar la vinculación con la marca en la que se está empleado.

El 5% restante adujo otros motivos de escasa relevancia estadística.

El estudio detectó una relación estrecha entre uso de redes sociales y la visita de grandes portales destinados a la promoción de descuentos u ofertas especiales —del tipo Groupon—, que han registrado un aumento constante de visitantes en todos los países. Según se pone de manifiesto, un 60% de los usuarios de estos portales provienen de redes sociales y de blogs personales en los que se destacan las oportunidades económicas.

¿Comunicación unidireccional clásica o diálogo?
Las conclusiones del estudio de Nielsen desarbolan buena parte de las bases teóricas de los planes de comunicación corporativa que se fundamentan en el establecimiento de un flujo de diálogo entre la empresa-organización y los usuarios-clientes de redes sociales. Según estas teorías, la comunicación corporativa on line se convierte en un diálogo personalizado en el que el feedback es único, inmediato y de rápida identificación. Partiendo de esta filosofía, empresas e instituciones han realizado ingentes inversiones en la incorporación a sus equipos de personal presuntamente especializado en redes sociales y han reorientado su enfoque a la captación de ese feedback.

Sin embargo, a tenor del estudio, sólo el 17% de los seguidores de una marca en redes sociales son realmente conscientes y desean interactuar con la empresa u organización para obtener información de primera mano. Este reducido grupo, lógicamente, parece el más predispuesto a mantener una conversación usuario-marca en la que ésta pueda deslizar el mensaje de sus valores comerciales.

Un volumen tan escaso y con una presencia estadística sostenida en el tiempo, según el análisis de Nielsen, no justifica esta inversión y el cambio en las pautas de la comunicación institucional y corporativa, en aras de la eficiencia y rentabilidad.

Es evidente que el usuario busca una compensación económica rápida y tangible a su atención a la marca, además de una satisfacción inmediata de sus necesidades y, en un lugar muy secundario, satisfacer su sentido gregario, identificándose con la marca sin que ello predisponga a una acción comunicativa.

El “diálogo” comunicativo, por lo tanto, se circunscribe a un grupo reducido de usuarios on line que podrían llegar a condicionar las políticas de empresa, con un feedback claramente sobredimensionado para lo que realmente representan en el mercado.

La alternativa consiste en una revisión de la comunicación de masas tradicional, de modo unidireccional, en la que el mensaje se modula para un colectivo y se recibe un feedback más lento pero de mayor calidad que permita a la empresa u organización la adopción de decisiones más acertadas.