Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“El cazador de 404, nuevo perfil profesional SEO”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “El cazador de 404, nuevo perfil profesional SEO” de la sección Posicionamiento web

El cazador de 404, nuevo perfil profesional SEO

Las principales agencias de posicionamiento SEO en los Estados Unidos están incorporando un nuevo perfil profesional: el cazador de errores de estado 404. Éste es el último resquicio que los SEO han encontrado en la operativa de Google para construir enlaces que aporten valor a sus clientes.

El cazador de 404 dedica todo su tiempo a rastrear sitios web buscando enlaces externos rotos que produzcan páginas de error. La existencia de estos enlaces, que en sitios con mucha frecuencia de publicación o gran tamaño suelen pasar inadvertidos, ocasiona una pérdida de calidad que se traduce en leves penalizaciones en el posicionamiento o un ligero encarecimiento de la publicidad online.

Habiendo encontrado el enlace, el cazador se pone en contacto con el webmaster y le propone sustituirlo por un enlace a sus clientes. El webmaster, frecuentemente externo a la organización que explota el sitio, se ahorra tener que localizar al autor para que reconstruya el contenido roto y ve cómo el cazador SEO le soluciona el problema. Y la agencia SEO logra para sus clientes un enlace consolidado en el tiempo, de un sitio con volumen y tráfico constante, que le traslada popularidad.

Para este nuevo formato de link-building los cazadores escogen sitios bien posicionados, con gestión tecnológica externa, con gran volumen de páginas, una alta frecuencia de publicación y numerosos autores. Aunque la página concreta en la que se encuentre el enlace tenga poco tráfico, se beneficia de la reputación global del sitio ante Google.

El usuario, sin embargo, puede encontrarse en una página de moda y siguiendo un enlace hacia unas camisas, acabar en una página de tornillos.