Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“La fase de calibración de fuentes en una web competitiva y ‘curada’”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “La fase de calibración de fuentes en una web competitiva y ‘curada’” de la sección Posicionamiento web

La fase de calibración de fuentes en una web competitiva y ‘curada’

Una web moderna y competitiva necesita algo más que una buena arquitectura de la información y un esfuerzo de optimización SEO para transmitir la imagen de marca, ser influyente, vender productos o servicios, o resultar útil a sus visitantes. Las inversiones publicitarias y los hipotéticos resultados tangibles que puedan aportar los community managers son insuficientes en un entorno web abierto en el que, paradójicamente, las audiencias se cierran en burbujas informativas. Las formas de afrontar este bloqueo de los destinatarios del website, por exceso de ruido comunicativo, son la curación de los contenidos y la aplicación de estrategias de diseminación y amplitud de contenidos, propias de la redacción orientada al posicionamiento web.

Cuando una empresa e institución ha decidido apostar por las estrategias de web curator —de aquí proviene la expresión curación, en traducción libre— o de amplitud de contenidos, asume un compromiso con estas tareas y con los usuarios finales de su website y, generalmente, incorpora a su acerbo una nueva filosofía de comunicación que inexorablemente romperá las burbujas de audiencia y expandirá por Internet la imagen, oferta e influencia que se pretenden. Todo ello, además, sin perjuicios posteriores de penalizaciones en buscadores y estableciendo férreas barreras de entrada a la competencia.

Adoptada una de estas estrategias —compatibles entre sí—, la primera fase del proceso consiste en la calibración de fuentes: la identificación de oportunidades y orígenes informativos para el desarrollo de la labor.

Consejos para ‘calibration content’
La calibración es un proceso breve y externalizado, que puede formar parte de toda la estrategia, incluyendo su aplicación, o que se detiene en un informe de consultoría pormenorizando las propuestas de acciones a desarrollar. Se contrata fuera de la organización para obtener una visión fresca y global de las posibilidades propias y del segmento de mercado o sector de actuación y para disponer de especialistas en la materia: profesionales del periodismo con una especialización en generación de contenidos digitales orientados al posicionamiento o formados como web curators.

Desde la experiencia de Interdixit como consultora en todas las fases de web curation y de elaboración de contenidos posicionables, estos son algunos consejos que deben tomar en cuenta empresas e instituciones en la primera fase de calibración:

  • Implicación: La estrategia adoptada es un compromiso de toda la organización que establece una nueva forma de abordar los procedimientos internos de gestión web y de modelar la imagen on line perfilándola como líder de su sector o segmento. La colaboración de toda la organización es indispensable para mantener un discurso único y firme.
  • Target: El destinatario de la acción no es el cliente natural y existente. Ni siquiera lo es el cliente potencial. Toda la acción se destina al internauta que utilizará buscadores para localizar el website de la organización. En otras palabras y simplificando: el destinatario son los buscadores.
  • Las ventas no son el objetivo: El objetivo no es conseguir más ventas, aunque lo sea el de la organización. Ni más influencia, aunque lo sea el de la institución. Lo que se define desde el proceso de calibration content es una herramienta para ser más influyente y tener más ventas, pero no de forma directa. Por lo tanto, en el proceso hay que excluir a responsables de marketing y de ventas que tengan este perfil profesional, ya que tienen una visión viciada y cortoplacista de la estrategia y pueden suponer un obstáculo para la amplitud requerida.
  • Recopilación de datos: El especialista necesita datos para contrastar sus conclusiones y ajustarse a la realidad de la organización. Se requerirá acceso a estadísticas históricas, pero también a cualquier publicación (audio o vídeo) en el que hubiera sido citada la organización, revista del sector o segmento, servicios on line suscritos por los departamentos, etcétera.
  • Venda su producto al especialista: Probablemente, el consultor externo desconoce por completo qué producto o servicio vende la organización. O qué ideas o utilidades quiere transmitir. Sea exhaustivo y convénzale con hechos, no con argumentos comerciales. Cualquier pequeño detalle puede ser muy importante. Así logrará que se haga una buena idea de cuál es el objetivo final del website y su propuesta será más afinada.
  • Subordinación de la actividad social: Cualquier actividad de marketing social en Internet debe supeditarse a la nueva estrategia para que ambas tengan éxito. Parece una propuesta lógica, pero que nunca se considera seriamente. La acción de los community managers sólo tiene sentido si existe una plataforma de aterrizaje para los visitantes captados. La estrategia de web curator o de amplitud son las que construyen esa pista de aterrizaje para que los visitantes no salgan decepcionados.
  • Participación tecnológica: Permita que los ingenieros y programadores del website, si forman parte de la plantilla de la empresa, participen activamente en las reuniones de calibración. Ellos pueden aportar parámetros fundamentales que sirvan para proponer una acción con unas posibilidades de éxito mayores y un presupuesto más ajustado.
  • Paciencia y constancia: Los resultados con estas estrategias se obtienen en el medio plazo, pero son consolidados en el futuro sin posibilidad de penalizaciones por parte de los buscadores. Se necesita paciencia durante meses, y también constancia, cadencia y perseverancia para conseguir establecer una fuerte barrera de entrada a competidores del nicho o segmento de actividad. Existe un cierto consenso entre los especialistas del sector en que, para 2015, las principales marcas se verán obligadas a invertir en estas estrategias publicando entre 30 y 40 piezas informativas diarias.
  • Confíe en el consultor contratado: Su formación universitaria y su especialización en estas estrategias le permitirá escoger fuentes seguras de información que se ajusten a los parámetros técnicos y al objetivo del website, las capacidades y recursos disponibles de la organización y las máximas condiciones de seguridad posibles.

Si desea más información sobre las tres estrategias de sólido posicionamiento web (curación, amplitud y diseminación) contacte con info@interdixit.com y estudiaremos la que mejor se adapte a sus posibilidades.