Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“La insuficiencia de los editores de texto web a debate”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “La insuficiencia de los editores de texto web a debate” de la sección Tendencias

La insuficiencia de los editores de texto web a debate

La forma de escribir para Internet se ha convertido, en las últimas semanas, en el gran debate entre periodistas y profesionales de los contenidos. Los editores visuales de código HTML se han revelado insuficientes para expresar la semántica de los mensajes. Los programadores de los CMS sin bases de datos, por su parte, los ignoran y apuestan mayoritariamente por editores de marcación.

La división alcanza a los profesionales. Una buena parte de la comunidad que desarrolla sitios de alto nivel apuesta por programación DITA. Los creadores de contenido para móviles se tropiezan con dificultades para la discriminación semántica de contenidos. Y los periodistas de los medios on line, tras las experiencias de The New York Times y The Guardian, se quejan de que no existe un gestor de contenidos creado pensando en el uso periodístico.

Todos tienen razón. Al menos, tienen una buena parte de razón.

El debate se abrió hace unas semanas, cuando Karen McGrane, estratega de contenidos especializada en dispositivos móviles, lanzó la voz de alarma sobre las grandes dificultades que entraña el uso de técnicas adaptative content, dada la imposibilidad de generar contenido en un editor WYSIWYG (What you see is what you get, visual).

La estrategia adaptative content discrimina el contenido que es adecuado para dispositivos móviles y elimina el resto cuando se visita una página desde un teléfono o una tableta. Por ejemplo, si está definido un snippet de una tarjeta de visita, con todos sus campos, será posible localizarlo y mostrarlo en el dispositivo móvil, eliminando el resto de contenidos que no son útiles o prácticos.

Pero el snippet no se puede crear con ningún editor.

Proyecto de nuevo editor visual de código HTML
McGrane causó un cierto revuelo, con un asentimiento generalizado por parte de los especialistas en creación de contenido. En respuesta a sus quejas, el programador Rick Yagodich propuso la construcción de una nueva generación de editores (WYSISMUC) que permitan crear en modo visual snippets. El problema, una vez más, es la separación y almacenamiento de los paquetes de datos etiquetados como semánticos. Pero es un paso adelante.

De forma simultánea, los periodistas que trabajan en los medios online se quejan de las enormes limitaciones de los CMS actuales para poder crear piezas informativas utilizando todos los recursos de Internet, como los modelos experimentales Snow Fall y Firestorm. La recopilación Storify de Mindy McAdams refleja las quejas del colectivo.

Una producción de estas características requiere un proceso de diseño y programación muy dilatado, que supera en mucho el trabajo de redacción. Evidentemente, los CMS actuales no cubren las necesidades profesionales.

La solución: ajuste manual de la programación
La raíz del problema es que la creación de contenidos para Internet es demasiado flexible como para poder acotarla en unas instrucciones preprogramadas en un editor de texto. El uso de una instrucción HTML5 —mejor que DITA y casi con la misma flexibilidad— puede tener significados distintos. Por ejemplo, una cursiva se puede generar con tres elementos que trasladan valores semánticos distintos.

El futuro pasa por la incorporación al trabajo del redactor de los mínimos conocimientos sobre el uso semántico de las etiquetas HTML. Saber qué significado trasmiten es la fórmula para aplicar de la mejor forma posible los criterios profesionales, huyendo de convencionalismos.

No es difícil y debe incorporarse al perfil del puesto de trabajo como el conocimiento de la mecanografía. Primero habrá que escribir el texto, después editarlo en modo WYSIWYG y, finalmente, retocar el código de forma manual para que se diga lo que se quiere decir.