Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Preocupación ante la reciente normativa catalana para ayudas públicas”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Preocupación ante la reciente normativa catalana para ayudas públicas” de la sección Subvenciones y ayudas

Preocupación ante la reciente normativa catalana para ayudas públicas

La reciente campaña de ayudas públicas a la innovación tecnológica para el comercio tradicional catalán ha introducido en su normativa la obligatoriedad de cesión de los derechos de imagen sin límites a la Administración, que afecta a todos los proyectos on line y off line desarrollados con estas subvenciones. Estas condiciones de cesión de derechos podrían vulnerar el derecho de propiedad intelectual de los productores y desarrolladores, que, por regla general, sólo ceden los derechos a sus clientes de forma intransferible.

El apartado 21 de las Disposiciones Generales del Anexo de la Resolución en la que se publican las bases de la convocatoria, publicado en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya con fecha 22 de febrero y cuyo plazo de solicitud expiró hace unos días, explicita que las empresas beneficiarias cederán al Consorci de Comerç, Artesania i Moda de Catalunya, dependiente del departamento d’Innovació, Universitats i Empresa de la Generalitat, todos los derechos de imagen de la obra o trabajos presentados en cualquier soporte y formato, sin límite de tiempo ni ámbito territorial, y sin explicitar con qué fines.

Uno de los programas de esta convocatoria está destinado a ayudar en la mejora de la competitividad y la innovación tecnológica a empresas comerciales detallistas con un mínimo de 8 puntos de venta a pie de calle o 35 trabajadores y a agrupaciones de empresas que desarrollen proyectos conjuntos. Este tipo de proyectos, generalmente, consiste en la elaboración on line u off line de herramientas de compra-venta B2C, entre otras opciones.

Para el desarrollo de estas herramientas, los productores —como Interdixit— suelen ceder sin límite de tiempo ni de espacio y con carácter intransferible todos los derechos de imagen exclusivos desarrollados para el cliente, manteniendo una reserva de utilización a efectos curriculares y promocionales. Por lo tanto, el cliente beneficiario de la subvención nunca podría ceder los derechos de imagen de una tienda on line, por poner un ejemplo.

Si así lo hiciera, estaría usurpando en beneficio de la Administración catalana los derechos de imagen correspondientes. Del mismo modo, cualquier mención o reproducción autorizada de marcas comerciales o productos de terceros podría ser empleada indiscriminadamente por la Administración.

Ante este abuso que deja desprotegidos a los productores, es recomendable que antes de solicitar una ayuda pública en cualquiera de las posibles convocatorias futuras se efectúe una consulta con asesores legales para asegurarse de disponer de la capacidad de transmisión y cesión de los derechos de los elementos utilizados.