Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“’Prerender’ y ‘prefetch’ para mejorar el posicionamiento de las páginas”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “’Prerender’ y ‘prefetch’ para mejorar el posicionamiento de las páginas” de la sección Posicionamiento web

’Prerender’ y ‘prefetch’ para mejorar el posicionamiento de las páginas

Los navegadores Chrome y Firefox han implantado una característica que favorece la carga rapidísima de las páginas y, consiguientemente, mejora su posicionamiento en buscadores. La instrucción forma parte del lenguaje HTML5, en el caso de Firefox, y tiene carácter experimental y queda fuera de los estándares en el caso de Google Chrome. Es decir, esta última no validaría el código fuente en el estándar tecnológico.

La etiqueta fue desarrollada hace casi una década por Mozilla i por los fabricantes del navegador iCab, pero no ha tenido una plasmación en los lenguajes de programación web hasta HTML5. Su objetivo es evitar esperas innecesarias al usuario mientras está visitando un sitio web. Es decir, cuando activa un enlace para abrir una nueva página, ésta está ya compuesta y renderizada y se muestra inmediatamente, habiéndose cargado inmediatamente después de la precedente. Y mientras se está viendo ésta, está cargando la siguiente.

La media de ahorro de tiempo ronda los 3 segundos en la carga y ejecución de páginas.

Cómo afecta al posicionamiento
El uso de esta tecnología favorece el posicionamiento en Google desde la implantación del sistema Instant Pages, que precarga todas las páginas con esta instrucción desde la página de resultados (SERP), de modo que al escoger una de las opciones presentadas por el buscador, la apertura de la página de destino es instantánea.

La adopción de esta característica en los resultados del buscador, lógicamente, lleva a pensar que las URL que han incorporado esta programación serán agrupadas y ofrecidas en primer lugar, relegando a las páginas que no hayan incorporado este tipo de navegación oculta.

Para obtener este beneficio de posicionamiento, sin embargo, hay que sacrificar el cumplimiento de estándares del proyecto web, ya que Google sólo reconoce por el momento la etiqueta experimental que ha desarrollado para Chrome.

Cómo y cuándo hay que usar las etiquetas
Ambas etiquetas se sitúan en el head de la página web y enlazan con las URL de las páginas que deben cargarse para visitarlas inmediatamente después de la actual o, como alternativa, con archivos muy pesados que se encuentren en esas páginas, fijando la URI absoluta de los scripts, frameworks de Ajax, hojas de estilos, vídeos o webapps que resulten muy pesados y es conveniente que ya estén cargados en el sistema.

En el primer caso, el navegador carga la página HTML y todos los archivos que requiera, mientras se visita la página actual. En el segundo, va cargando cada uno de los archivos que se hayan llamado. Cuando se visite la página, se cargará la página HTML y el resto de archivos menos pesados, habiéndose ganado mucho tiempo.

La etiqueta estándar HTML5 y la utilizada por Firefox es:


 <link rel="prefetch" href="http://www.dominio.com/pagina.html">

Google y Chrome, por su parte, han inventado la etiqueta prerender para evitar colisiones con prefetch:


 <link rel="prerender" href="http://www.dominio.com/pagina.html">

Ambas son compatibles entre sí, aunque la de Google es incompatible con una validación del estándar de lenguaje HTML5.

La mejor utilización de estas etiquetas es cuando se produce una navegación secuencial en un sitio web. Por ejemplo, un artículo que se presenta en diversas páginas. El usuario puede estar leyendo la página actual y tener cargadas la anterior y posterior, con sus respectivas animaciones, vídeos, o álbumes fotográficos.

También puede utilizarse cuando sea previsible un comportamiento del usuario en una navegación vertical o carga de microsite externo que contenga elementos muy pesados y lentos. La transición entre una página y la de destino será inmediata.

El problema que plantea esta tecnología es el consumo de ancho de banda que ocasiona al usuario de la página web sin que éste sea consciente. Esta circunstancia puede ser grave en caso de navegación desde dispositivos móviles con conexiones telefónicas, que pueden llegar a agotar los bonos de acceso y suponer un coste añadido.

La elección por lo tanto dependerá del contexto y tipo de uso que se prevea para el website. Ambos navegadores ofrecen al usuario la opción de desconectar la carga previa.