Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Scripts externos al servidor que penalizan el posicionamiento de la página”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Scripts externos al servidor que penalizan el posicionamiento de la página” de la sección Posicionamiento web

Scripts externos al servidor que penalizan el posicionamiento de la página

Gráfico de tiempos de carga de los recursos de una página web
Gráfico de tiempos de carga de los recursos de una página web

Uno de los factores más importantes para el posicionamiento web es la velocidad de carga de las páginas. Para mejorar este factor y ofrecer el producto más actualizado posible y con las mayores funcionalidades, muchos programadores optan por enlazar scripts y recursos directamente desde los websites de los creadores, sin instalarlos —en ocasiones es imposible— en el website: frameworks de Ajax, fuentes CSS, cartografía, publicidad, sistemas de estadísticas, o apis de redes sociales. Sin embargo, no todos estos recursos ayudan a que la página sea más rápida y mejore su posicionamiento. Se estima que Google, según pruebas de comparación, tiende a penalizar servicios externos que le resultan ajenos, especialmente si no se cargan en modo asíncrono.

El principal problema de los recursos enlazados es que puede llegar a suponer una cadena de conexiones llamada-respuesta entre servidores para obtener todos los archivos necesarios, realizándose esta llamada para cada document. Un framework de Ajax no es un único archivo, sino que se trata de una serie de archivos de javascript encadenados unos a otros, que se van llamando a medida de que el principal se va cargando. Aunque esté comprimido, un framework básico como JQuery, sin mayores complicaciones, puede suponer una sobrecarga de más de 100Kb para cada página. El mismo framework instalado en el servidor propio podría guardarse en caché sin requerir más cargas.

Lo mismo sucede con las fuentes CSS, con Captchas, con mapas de Google o de Bing, imágenes de Picasa o Flickr, o de una forma más inadvertida, con botones de seguimiento en redes sociales (Me gusta) y sistemas de comentarios (Facebook o Disqus). Finalmente, una página puede superar 1 MB de tamaño de archivos descargados, perjudicando especialmente a los usuarios que navegan desde dispositivos móviles con bonos limitados de descarga.

Aparentemente, sin embargo, la carga se produce con máxima rapidez gracias a que la llamada a estos servicios se produce utilizando una función asíncrona. Es decir, no es necesario que un archivo se acabe de descargar para enlazar con el siguiente.

Prácticas anticompetencia y soluciones WPO
Con estas prácticas, los tiempos de carga son prácticamente idénticos. Sin embargo, la carga externa penaliza el posicionamiento del website.

La única explicación posible para esta circunstancia es que Google pondera de forma distinta los recursos cargados desde sus servidores (captchas, mapas, fuentes, estadísticas…) y los cargados desde los servidores de sus competidores: Flickr, Vimeo, Bing, Disqus, Facebook…, penalizando los segundos. En cierto modo es como si los 100kb de peso de un script de georreferenciación de Google Maps no existiera, favoreciendo al website que lo usa, frente a su homólogo de Bing.

Cuanto mayor sea la carga de recursos externos fuera de la órbita del buscador, menores serán las posibilidades de obtener un posicionamiento óptimo en un vecindario competitivo en la SERP.

El equilibrio entre recursos propios y externos y entre recursos externos de la órbita Google y de terceros puede determinar un mejor punto de partida para obtener un posicionamiento óptimo.

Los recursos externos presentan dos ventajas que hay que considerar en cualquier proyecto. Por una parte evitan trabajos constantes de actualizaciones leves de los recursos, ya que se carga siempre la última versión disponible, y no tiene porqué afectar a las funcionalidades instaladas. Por otro, supone un ahorro en cupo de transferencia contratado en el servidor.

Aún así, en función del volumen de visitantes, su tipología (recurrencia y número de páginas visitadas), puede ser más rentable pagar algo más por transferencia y disponer de una versión del recurso estable aunque se quede anticuada con el fin de obtener un mejor posicionamiento.