Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Tratamiento legal de las variables de sesión como cookies”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Tratamiento legal de las variables de sesión como cookies” de la sección Tendencias

Tratamiento legal de las variables de sesión como cookies

Detalle de la notificación de cookies
Detalle de la notificación de cookies

La denominada Directiva europea de las Cookies (Directiva 2009/136/CE) está en vigor en España, aunque muy pocos websites informan de las cookies que instalan en los navegadores de los usuarios y, aún menos, ofrecen la posibilidad de denegar su instalación.

La directiva fue transpuesta por medio de la reforma de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, 34/2002 de 11 de Julio), que entró en vigor en 1 de abril. Según la legislación española, los prestadores de servicios (los websites) requieren el consentimiento previo e informado de los usuarios antes de utilizar cookies u otros dispositivos de tracking

En España, la redacción de la ley abre la ventana a que sean los usuarios los que, al instalar su software para la navegación, escojan si ofrecen o no su consentimiento.

La infracción legal tiene el eximente de la programación instalada por los dispositivos que la requieran para facilitar la navegación (como los routers) o para permitir algún servicio que haya solicitado el usuario y para el cuál sea indispensable.

El espíritu de la directiva es penalizar las grandes aplicaciones que se nutren de los datos que captan de la navegación de los usuarios: redes sociales, buscadores, sistemas de publicidad…

El ejemplo inglés
Algunos websites recientes en Inglaterra ofrecen respuestas distintas a esta directiva europea. Algunos, como Air Fuel Synthesis muestran al entrar un overlay emergente con un formulario que permite activar o desactivar las cookies. Desde el formulario se llega a una página específica en la que se aporta más información sobre estos elementos, con especial incidencia en las que los servicios externos utilizados en el website pueden implantar en el navegador del usuario: Google Analytics, Google Maps, Facebook…

Los departamentos de la administración británica, por su parte, carecen de advertencia previa con solicitud de consentimiento y, a cambio, identifican cada una de las cookies que se instalan en el ordenador, su objeto, la información que recogen y almacenan y la duración de cada una. Entre ellas, todas las sesiones, en todo tipo de programaciones, que permiten traspasar datos de la navegación de usuario entre distintas páginas y que rara vez se consideran cookies: ASP.NET_SessionId, DFTShopRVILCookie, JSESSIONID, NCRSess, PHPSessID, SERVERID, SESS y VisitorID.

La nueva web del gobierno británico puede servir de modelo para ajustarse a la voluntad del legislador sin comprometer la experiencia de navegación de los usuarios.