Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Twitter implanta la segmentación publicitaria por el tipo de cliente del competidor”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Twitter implanta la segmentación publicitaria por el tipo de cliente del competidor” de la sección Tendencias

Twitter implanta la segmentación publicitaria por el tipo de cliente del competidor

Una de las características más atractivas de la publicidad en Twitter, además de su funcionalidad transmedia usando la TV Social, es la capacidad de segmentar los usuarios que recibirán los anuncios por sus rasgos comunes. En la práctica, se convierte en una herramienta que permite lanzar campañas publicitarias agresivas al perfil de público de un competidor.

El sistema de segmentación por tipos de usuarios es automático. El sistema extrae unos rasgos comunes de una lista de posibles candidatos a recibir la campaña publicitaria y los extrapola al universo de tuiteros. En principio está diseñado para actuar sobre el público potencial propio, pero el uso que está teniendo es el contrario: el robo de clientes de la competencia.

Para la segmentación, cualquier anunciante debería sugerir al sistema perfiles de usuarios que le resulten más afines: clientes habituales, determinados empleados, etcétera. Por ejemplo, si se venden muebles, se podrían introducir los perfiles de algunos compradores que cumplieran los criterios comunes “decoración”, “sillas”, “kit de montaje”, “carpintero”, “cortinas”, etcétera. Estos términos se utilizarían para determinar qué tipo de usuarios recibirían el anuncio.

Sin embargo, en un ámbito de extrema competencia y con marcas muy reconocibles, el anunciante puede segmentar los destinatarios potenciales usando perfiles de seguidores del competidor. Imaginemos la marca X de telefonía móvil que quiere competir con la marca Y. Le bastaría entrar en el perfil de Y y seleccionar unas cuantas docenas de perfiles de sus seguidores, para establecerlos como criterio de segmentación. El sistema generaría, como criterio común, la marca “Y”, de modo que la clientela potencial de Y recibiría el mensaje de X.

X sólo necesitaría publicar un tuit patrocinado o destacado del tipo: “Si te vienes ahora a X, te regalamos 3 meses de consumo telefónico”. Y le robaría clientes.

La segmentación por usuario podría completarse con el uso de palabras clave con diversas concordancias, tipología de usuario según la clasificación que realiza Twitter, los dispositivos de lectura, el género del usuario y su localización territorial.

En España las campañas de Twitter están limitadas a anunciantes que comprometan un gasto superior a los 5.000 euros mensuales.