Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Un calendario para comprar más barato por Internet”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Un calendario para comprar más barato por Internet” de la sección Tendencias

Un calendario para comprar más barato por Internet

Cuadro sinóptico elaborado por Lifehacker
Cuadro sinóptico elaborado por Lifehacker

El portal Lifehacker ha confeccionado el calendario de las épocas del año en las que resulta más barato adquirir determinados productos o servicios gracias a Internet. El calendario, con pocas modificaciones, se puede trasladar del modelo norteamericano a nuestras pautas de consumo. Permite la planificación estratégica de las compras para obtener el producto que se desea al mejor precio posible.

Lifehacker ha creado el calendario consultando a sus anunciantes y a los principales portales comerciales de cada sector. No sólo contempla la compra online, sino que también observa las posibilidades de obtener un mejor precio mediante el canjeo de bonos en promociones online, ahorros en gastos de transporte y otro tipo de ofertas que las tiendas puedan realizar.

Se estructura en posibilidades de compra genéricas para cada trimestre y artículos para cada mes. Las ofertas responden a temporadas bajas de consumo, a la preparación de la temporada próxima en sectores con mucha competencia (billetes de avión, instalación de aire acondicionado…), o a artículos de vigencia en la temporada pero que el consumidor generalmente ha comprado antes, como bañadores. En todos estos casos es posible encontrar precios especiales, compensaciones por volumen de compra, transporte gratuito, equipamiento opcional incluido, consumibles de regalo, etcétera.

El calendario, traducido, es:

Primer trimestre
Barcos y equipamiento marítimo, ordenadores de sobremesa, aire acondicionado, barbacoas, servicio de organización de bodas, vestuario y zapatos de invierno.

  • Enero: ropa, entradas para espectáculos, muebles, tarjetas de regalo, motocicletas, videojuegos, alfombras, ropa del hogar, trajes.
  • Febrero: entradas para espectáculos, teléfonos móviles, equipos de televisión.
  • Marzo: chocolate, bonos a club de golf, alimentos congelados, maletas y material de viaje.

Segundo trimestre
Electrónica del hogar, viviendas, electrodomésticos de cocina, cámaras digitales, artículos de segunda mano, aspiradoras.

  • Abril: viajes de vacaciones y cruceros, zapatillas.
  • Mayo: neveras, mobiliario de oficina, colchones.
  • Junio: vajilla, herramientas, instrumentos de gimnasia y deporte.

Tercer trimestre
Ordenadores.

  • Julio: mobiliario, decoración del hogar, herramientas, videojuegos.
  • Agosto: ropa del hogar, mobiliario de oficina, ropa infantil, servicios de oficina, trajes de baño.
  • Septiembre: electrodomésticos, bicicletas, entradas para espectáculos, coches, herramientas de jardín, billetes de avión, servicios de oficina, vino.

Cuarto trimestre
Vehículos, electrodomésticos de cocina, cámaras digitales, barbacoas, aire acondicionado, plantas, juguetes, servicios de organización de bodas.

  • Octubre: electrodomésticos, entradas para espectáculos, pantalones vaqueros, mobiliario de jardín.
  • Noviembre: electrodomésticos, golosinas, equipos de televisión, herramientas.
  • Diciembre: champán, abonos a clubs de golf, piscinas, equipos de televisión y electrónica doméstica.

La lista permite trasladar el calendario unas semanas en la parte central del año para ajustarlo a los usos veraniegos españoles. Contempla, además, los descuentos por pre-estreno y últimas sesiones que suelen ofrecer los teatros norteamericanos y que aquí no se producen. En cambio, a principios de año sí es posible adquirir bonos para conciertos que se producirán a lo largo del año a precios muy ventajosos.

Expresamente excluye las rebajas, en las que nos encontramos ahora y que se convierten en saldos. Para los autores del calendario el día de rebajas es el Black Friday de finales de año.

El calendario es útil tanto para el comprador como para el gestor de una tienda online, que puede rentabilizar mejor los valles de consumo.