Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Una anomalía de Google Analytics podría mejorar el posicionamiento web”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Una anomalía de Google Analytics podría mejorar el posicionamiento web” de la sección Posicionamiento web

Una anomalía de Google Analytics podría mejorar el posicionamiento web

Un experimento ha constatado un funcionamiento anómalo de Google Analytics que, utilizado de forma estratégica, redunda en un mejor posicionamiento para palabras clave fundamentales de un website. En la prueba se ha demostrado que las visitas recurrentes desde un mismo terminal/IP heredan los valores de la primera visita.

Desde hace tiempo se sospechaba la existencia de un comportamiento extraño que generaba datos estadísticos inexistentes en el sistema de Google Analytics. Utilizando geoposiciones controladas, con muy escasas visitas, se observaba que los datos que aportaban no se correspondían con la acción del usuario en la web. Estas visitas controladas, además, tenían una correspondencia fiel en las estadísticas Urchin de servidor, pero aparecían con valores asociados extraños e inexistentes en Google Analytics.

De ser ciertas las sospechas, o todos los datos de Google Analytics dejaban de ser válidos o existía la forma de poder manipularlos a favor de la web. Era necesario comprobarlo.

El experimento, paso a paso
Nuestro experimento consistió en crear una página ciega (sin enlaces de entrada y sólo un enlace de salida hacia la home) y ubicarla dentro de una web de reciente creación y sin un posicionamiento consolidado. La web se aloja en un servidor también controlado por el sistema de estadísticas Urchin y con acceso a sus logs. La página-cebo estaba oculta para el buscador e incluía el código de seguimiento de Analytics.

La primera visita se realizó desde un terminal de sobremesa iMac con IP fija que no se había utilizado previamente para visitar el website. El navegador era la última versión —en su momento— de Safari.

Con éste se buscó en Google la palabra clave principal para el website, mostrando la URL de la Home Page en la 7ª SERP (página de resultados). Desde el enlace en el buscador, se accedió a la página principal del website señuelo. Analytics debería recoger una visita con page-landing en la home, geolocalizada, nueva, procedente de fuente orgánica y utilizando la palabra clave como puerta de acceso.

Inmediatamente, se corrigió en la barra de direcciones del navegador el nombre de la página —index.php— por el nombre de la página cebo, abriéndose sin problemas.

Con la página cebo abierta, se copió de la barra de direcciones de Safari la URL y se trasladó a Firefox en su última versión y sin complementos. La URL era completa y limpia. Es decir, contenía el protocolo, nombre de servidor y nombre de la página cebo únicamente.

La página se abrió sin problemas con Firefox.

Analytics proporcionó, sin embargo, datos de 2 visitas para la geolocalización, terminal y versión de navegador con las acciones descritas. Pero en ambas, la procedencia era orgánica para la palabra clave inicial, cuando en Firefox la procedencia debería ser directa.

Al día siguiente y en los sucesivos, se abrió cada navegador en el mismo terminal con IP fija y se accedió directamente a la página-cebo escribiendo directamente la URL. En todos los casos, Analyticis reflejó los accesos como fuente orgánica para la palabra clave inicial.

En otras palabras, esa semana el sistema de estadísticas de Google reflejó 14 accesos usando una palabra clave estratégica que realmente sólo se utilizó una vez.

Al término de la experiencia, la posición de la URL principal del website había pasado de la página 7 a la 5. Aunque es imposible demostrar la relación directa con la anomalía, parece existir cierta evidencia de la misma por la vinculación establecida entre Analytics y las Webmaster Tools de Google. Es fácil intuir que Analytics, que no deja de ser un servicio externo al servidor que mide y cuya cantidad de datos para cada visita supera los de un simple tuit, da por supuestos algunos elementos de localización del visitante y los extiende a todas sus acciones posteriores en el website. De este modo se produce un ahorro de tiempo de transmisión y se agiliza el tratamiento de los datos.

Si la conclusión es cierta, es posible utilizarla para el posicionamiento para palabras clave estratégicas. Sólo la repetición de los experimentos, con la vista puesta en la no corrección de la anomalía, podrían determinar su uso provechoso.