Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Uso de códigos QR para la entrega de datos de contacto”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Uso de códigos QR para la entrega de datos de contacto” de la sección Tendencias

Uso de códigos QR para la entrega de datos de contacto

Códigos QR, DataMatrix, QuickMark, Shotcode, BlotCode, BeeTagg y Upcode
Códigos QR, DataMatrix, QuickMark, Shotcode, BlotCode, BeeTagg y Upcode

El objetivo es facilitar la entrega de los datos personales o de contacto al usuario de internet o cliente. Si es posible que no tenga que escribirlos, mejor. Por ello, los códigos de barras 2D (en dos dimensiones), como el código QR, se están imponiendo en todos los ámbitos empresariales para poner más fácil aún que el cliente guarde los datos de la empresa en su agenda. De hecho, interdixit.com utiliza códigos QR tanto en los pies de página, para enmascarar el teléfono de contacto, como en la página del formulario, donde se incluye una tarjeta de visita completa.

Los códigos en 2D triunfan gracias a la extensión entre los usuarios de telefonía móvil de mayores funcionalidad en sus dispositivos de comunicaciones: cámaras fotográficas y de vídeo, reproductores multimedia, receptores y emisores de radio, mayor capacidad de almacenamiento y mayor memoria que permite sistemas operativos más complejos. Y también gracias a la normalización de los campos de contenido que pueden albergar tanto las agendas (vCard) y los calendarios de eventos (vCal).

Cuando un usuario encuentra alguno de estos códigos, sólo tiene que fotografiarlo y procesar la imagen capturada —inmediatamente o más tarde si lo desea— con algún lector de códigos desde el mismo teléfono móvil, para obtener una serie de campos de agenda o de calendario que, escogiendo una opción, se guardarán automáticamente en la agenda del dispositivo. Y, por supuesto, después pueden exportarse a la libreta de direcciones del terminal de ordenador.

En Japón, donde se crearon estos códigos, muchas empresas los incluyen en sus vehículos de transporte, pintados en sitios visibles. De este modo, los demás conductores pueden guardar rápidamente los datos de la empresa, sin tener que buscar lápiz o papel o memorizar teléfonos y direcciones, arriesgándose a tener accidentes o ser multados. Basta con fotografiar el código y procesarlo en pocos segundos.

También en Japón, los códigos 2D están suponiendo la defunción de la tarjeta de visita. Los hombres de negocios se pasan de teléfono móvil a teléfono móvil, vía Bluetooth, imágenes con sus propios códigos, de modo que al procesarlo, quedan guardados los datos en sus agendas. Sin esfuerzo.

Precisamente allí nació el código QR (Quick Response), que según Google Trends es el más utilizado/comentado de los existentes en la actualidad. Lo inventó Toyota, para gestionar la tornillería de sus automóviles. Ofrecía capacidad de transmisión de datos, sistema de corrección de errores y facilidad para ser capturado, incluso en tamaños reducidos, con cualquier dispositivo fotográfico o láser, con una interpretación prácticamente inmediata mediante aplicaciones de Java muy ligeras.

Rápidamente este estándar permitió el salto al mundo del mobile tagging, los tarjeteros de telefonía móvil.

Tipos de códigos
El mercado de estos códigos de barras en dos dimensiones ha crecido considerablemente en los últimos tiempos. Muchas empresas de telefonía móvil y subsidiarias han visto en estos códigos una forma para “vender” software de lectura —generalmente gratuitos, pero que obligan a pagar mensajes SMS Premium— o para captar las direcciones y números de teléfono de los usuarios, con fines futuros de venta de los datos. Por ello han surgido competidores del código QR para el segmento doméstico, que no logran imponerse en el mercado:

  • QR: De código abierto, casi todos los lectores pueden acceder al contenido sin problemas.
  • DataMatrix: Tiene más capacidad. La mayoría de lectores de QR permiten leer DataMatrix, aunque no todos. Permite incluir lemas y slogans publicitarios.
  • BlotCode: De momento sólo útil para lectores BlotCode de iPhone.
  • QuickMark: Más orientado al etiquetado de productos para la venta online. Requiere su propio lector.
  • ShotCode: Diseñado para cualquier tipo de cámara fotográfica o de video. Permite una lectura y escaneado en cualquier ángulo de giro.
  • BeeTagg: Sólo puede leerse con el lector del fabricante. Permite el uso de colores y logotipos en su interior. Se usa en publicidad y promociones en prensa en Escandinavia, pero implica un coste para el usuario.

Además, existen otros que han caído en desuso o que se utilizan en segmentos muy concretos, como uno inventado por UPS para su paquetería.

Lectores para el teléfono móvil
La lectura de un código consiste en su fotografiado y procesado. Para ello es necesario tener un lector que sea admitido por el modelo de teléfono usado y, preferentemente, que pueda descargarse vía web desde el ordenador, para evitar costes innecesarios. La mayoría de aplicaciones están realizadas en Java. Para escoger uno, es mejor probarlo y asegurarse de que para su funcionamiento no se conecta a Internet. Si es así, lo mejor es borrarlo e instalar otro lector.

  • BeeTagg: Lee QR, DataMatrix y BeeTagg. Permite descargarlo vía web.
  • Nokia: Permite leer códigos QR en algunos dispositivos de la marca.
  • QuickMark: Lee QuickMark, QR y DataMatrix. Existe una versión para PC.
  • zXing: Lector de código abierto impulsado por Google. Probablemente el más compatible, gratuito, y que lee códigos de barras 1D y 2D: UPC-A, UPC-E, EAN-8, EAN-13, Code 39, Code 128, QR, DataMatrix, PDF 417 e ITF.
  • Upcode: Lee el formato propio Upcode, QR, DataMatrix y códigos de barras 1D.
  • IMatrix: Aplicación a la venta que lee QR, Blotcode, ShotCode y DataMatrix desde IPhone.
  • NeoReader, disponible en AppStore, para los IPhone.
  • Optiscan, disponible en AppStore, para los IPhone. Lee QR.
  • iDecode: Para los iPhone, lee QR y DataMatrix. Se conecta a Internet.
  • Glass: Lee DataMatrix. Existe una aplicación para Windows y Mac, en función del modelo de teléfono móvil utilizado.
  • I-nigma: Descarga por medio del teléfono vía Internet. Lee DataMatrix y QR.
  • Kaywa Reader: El que utilizamos en Interdixit. El más robusto y fiable de los probados hasta el momento. Lee QR y DataMatrix. Se puede descargar en el PC.
  • NeoReader: Lee QR.
  • Okotag: Antes se llamaba Snap-a-Bar. Lee QR, DataMatrix, EAN-13 y EAN-8, además de Aztec Code.

El uso en la web es el mismo que en la puerta de una furgoneta o en una tarjeta de visita. La idea es facilitar al máximo la inclusión de los datos de la empresa en la agenda del destinatario. Si se usa así, conviene usar el formato hCard, de Microformats, para que sean accesibles e indexables los datos. Además, también puede utilizarse para enmascarar y dificultar, en la medida de lo posible, spams futuros sobre estos datos compartidos.

Interdixit utiliza código QR como medio de difundir los datos de contacto, además de vCard y hCard, en todos los nuevos proyectos.