Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Uso de Realidad Aumentada en la ficción televisiva”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Uso de Realidad Aumentada en la ficción televisiva” de la sección Tendencias

Uso de Realidad Aumentada en la ficción televisiva

Fotograma del Canal13 alemán
Fotograma del Canal13 alemán

La televisión de masas actual, tal y como la conocemos, podría evolucionar en poco tiempo hacia lo que se ha denominado el outernet: la convergencia entre medio/canal televisivo, canal internet y soporte complementario en dispositivos móviles, utilizando Realidad Aumentada (AR) para acceder a pequeñas historias colaterales de la narración fílmica principal. Al menos es lo que se deduce del gran éxito que ha tenido una experiencia del Canal13 alemán, con la creación de una aplicación en AR para iPhones, para promocionar su programación.

La propuesta de los creativos alemanes ha consistido en la creación de una película denominada El testigo, para televisión e iPhones, que utiliza la AR para mezclar los espacios reales con secuencias filmadas a propósito.

La historia narra el secuestro de Nadia, una joven prostituta rusa, por parte de unos mafiosos en un hotel de Berlín. Para participar, los televidentes debían acceder a la web del Canal13 y descargarse la aplicación que permitía visitar los escenarios reales en la capital alemana y acceder a los fragmentos de la narración. Concebida como un juego, la promoción televisiva permitía a los espectadores convertirse en investigadores recabando pruebas para rescatar a la protagonista.

El concepto televisivo, trasladado a la televisión de masas, implicaría la escritura y filmación de historias paralelas al argumento principal de la serie televisiva con el único fin de mostrarlas mediante AR a los usuarios de dispositivos móviles y sin afectar al curso de la historia que se emite sólo por televisión. Estas historias deberían tener una cierta autonomía por sí mismas, para poder verlas de forma independiente al capítulo de la serie.

Por ejemplo, tomando House como ejemplo, de forma independiente al capítulo podrían seguirse las discusiones de los personajes secundarios —médicos del equipo del protagonista que no tengan un peso específico en el capítulo— sobre otros temas sólo apuntados en la trama inicial a medida que el usuario va enfocando objetos. Una taza de café le podría mostrar una conversación en la cafetería del hospital; un reloj de pared, una sala de espera; una señal de tráfico, el aparcamiento… y en estos escenarios el equipo de House podría desarrollar sus tramas sólo para los teléfonos móviles.

Entre las ventajas que presenta el sistema figura la altísima fidelización de los espectadores a la serie/canal televisivo, un perfil de alto poder adquisitivo, curiosidad tecnológica y ganas de probar cosas por parte de los seguidores, y un espacio para product-placement que no estaría sometido a las restricciones de la legislación televisiva.