Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“Utilización ofensiva de Twitter para desprestigiar a los competidores”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “Utilización ofensiva de Twitter para desprestigiar a los competidores” de la sección Tendencias

Utilización ofensiva de Twitter para desprestigiar a los competidores

Mensaje inicial probando con la palabra “Telecinco”
Mensaje inicial probando con la palabra “Telecinco”

La red social de microblogging Twitter es, por su configuración abierta, una herramienta muy potente para llevar a cabo campañas de desprestigio de competidores en cualquier sector de actividad. Un único mensaje de texto, de 140 caracteres, puede dar al traste con toda la actividad de posicionamiento de marca, producto o ideología de los departamentos de marketing y relaciones públicas.

El efecto es masivo, con miles de mensajes automáticos enviados a los suscriptores; inmediato y, casi, a petición del receptor. Y la detección o desactivación pueden demorarse en el tiempo.

Mensaje con la respuesta automática, segundos después
Mensaje con la respuesta automática, segundos después

El fenómeno se ha desarrollado desde finales del año pasado, de una manera tímida. En este momento hay varias campañas operando de manera simultánea, alguna desde hace una semana sin que se haya procedido a la eliminación o bloqueo de las cuentas desde las que pueden emerger mensajes ofensivos.

De hecho, el mejor resultado de estas campañas de incidencia en la opinión pública se obtiene con mensajes graciosos y bromas aparentemente inofensivas, pero con una gran carga de profundidad. Estos mensajes son los que minan poco a poco la credibilidad de los competidores.

Los “agresores” utilizan la API abierta de Twitter que permite la localización inmediata en cualquier mensaje de una palabra clave para enviar una respuesta personal con un mensaje personalizado.

Campaña televisiva
A día de hoy sigue operativa una campaña en español contra el canal de televisión Telecinco. Cuando cualquier usuario de Twitter escribe la palabra “telecinco” en un mensaje, en pocos segundos recibe una respuesta (@usuario mensaje) con el texto: “Por el culo te la hinco!”.

La frase recurrente no molesta. Sólo sorprende y el usuario ni bloquea al remitente ni lo denuncia como spam, de modo que sigue operando. En una segunda fase, los autores del envío automático pueden cambiar la frase para denigrar o lanzar rumores sobre la cadena. Ya estará admitido previamente por los usuarios y su eliminación de Twitter deberá ser mediante un proceso asistido por un operador, por lo que el plazo para bloquearlo se alargará tras la petición de los afectados.

El envío puede realizarse desde un motor web, con IP variable, y sin que se reconozca la persona, empresa o institución autora del mismo. El bloqueo sólo implicará que la cuenta utilizada quedará bloqueada, de manera que podrá abrirse otra cuenta y seguir operando.

Las campañas tienen un coste muy reducido, un riesgo mínimo y una efectividad enorme. La dureza y el sentido del humor de los autores de los mensajes ofensivos son determinantes para que la supervivencia de las cuentas/campañas sea más duradera y el impacto en la opinión pública sea mayor.

El mayor efecto se producirá con una concatenación de mensajes en una misma línea de presión.

Este uso de Twitter coincide con el anuncio de que la red social comenzará a enviar publicidad empleando, entre otros, este mismo método. Un usuario podría recibir un mensaje de respuesta anunciando una mantequilla para un mensaje inicial del tipo: “Acabo de desayunar”.