Sí. Usamos un par de cookies, y una ni siquiera es nuestra. Deberá aceptarlas para evitar este mensaje que mostramos por imperativo legal

“El 95% de los websites fracasarán ante el nuevo buscador semántico de Google”, noticia en Interdixit

Diseño + Desarrollo. Multimedia. Web. Comunicación. Grafismo. Arte

Noticia: “El 95% de los websites fracasarán ante el nuevo buscador semántico de Google” de la sección Posicionamiento web

El 95% de los websites fracasarán ante el nuevo buscador semántico de Google

Ejemplo de consulta semántica sobre el viento solar
Ejemplo de consulta semántica sobre el viento solar

La implantación de la búsqueda semántica en Google afectará a más del 95% de los websites de todo el mundo, cuyos textos no han sido elaborados para ajustarse a los criterios que empleará el buscador, según ingenieros de la compañía. Google tiene prácticamente terminado un nuevo motor que sustituiría al actual y que, en principio, sólo funcionaría en inglés.

El anuncio de la incorporación de la búsqueda semántica se produjo hace unos días en las páginas de Tecnología del The Wall Street Journal, junto a la advertencia de que este nuevo concepto de buscador afectará gravemente a todos los sitios web.

Los buscadores, desde el momento en el que se incorpore la nueva tecnología, tendrán un funcionamiento distinto e intentarán adivinar las intenciones del usuario y ofrecerle resultados que respondan a sus preguntas directas. El motor de búsqueda comprenderá el ánimo del usuario y entenderá el significado contextual que haya fijado como criterio de búsqueda.

Por ejemplo, sabrá si una persona que busca “cabrales” quiere resultados sobre turismo en la villa cántabra o desea saber sobre sus quesos. Y será capaz, además, de discernir si desea un hotel o casa rural o, en el segundo caso, si desea información alimentaria o lugares donde comprar el queso.

Afecta a todos los textos y programaciones
Para ofrecer los resultados, Google utilizará un nuevo elemento denominado Knowledge Graph, que es una inmensa base de datos de términos genéricos relacionados de forma directa, que puede localizar, tras un análisis morfosintáctico, las palabras introducidas como criterio obteniendo sus ámbitos de uso más común.

A efectos prácticos, las palabras clave dejan de tener importancia para el posicionamiento e incluso para la consideración de los webistes por Google, porque se buscan mayores coincidencias a la consulta literal del usuario del buscador dentro del Knowledge Graph. Además, todos los websites programados con lenguajes anteriores a HTML5 o con HTML5 no estandarizado (como la totalidad de los CMS existentes), dificultarán que el buscador pueda rastrear los elementos de código que ofrecen contenido unívoco y semántico. Véase a este respecto Incidencia del lenguaje HTML5 en el posicionamiento de páginas web, en especial la correspondencia de tipos de contenido con bloques de programación, cuyo respeto es esencial.

Será necesario corregir y actualizar la programación de los websites actuales y revisar y reescribir por completo todo su contenido, teniendo como premisa la posibilidad de que aquello que se diga sirva para responder una pregunta directa.

Siri de Apple contra Majel de Google y el experimento de Google Health
Google ha estado en los últimos meses realizando pruebas de su nuevo motor en un website experimental que fue clausurado en enero: Google Health. En aquellas páginas de salud, se podía escribir cualquier síntoma que se estuviera experimentando o del que se quisiera saber más y Google ofrecía una lista con todas las patologías coincidentes, pero sin ofrecer ningún enlace a páginas externas. Esta será una de las características del buscador. Si es capaz de ofrecer un resultado sin remitir a una web, lo proporcionará de forma directa.

En Google Health los resultados ofrecidos se contextualizaban por las búsquedas inmediatamente anteriores realizadas por el mismo usuario. Por ejemplo, si se buscaba “dolor de cabeza” ofrecía una inmensa lista de todas las patologías en las que se registraba este síntoma. Pero si, por ejemplo, antes se había buscado “estornudo”, los resultados se limitaban a resfriados, gripe, rinitis…

El motor dispone de tecnología de conocimiento de WolframAlpha. Esta tecnología también la incorpora Siri de Apple, que utiliza la búsqueda semántica a preguntas orales en inglés y desde el iPhone y el iPad. El 25% de los usos de Siri utilizan directamente esta tecnología.

En el blog de WoframAlpha existen ejemplos de lo que es capaz de hacer y cuyas peculiaridades se trasladarán a Google. Por ejemplo, es posible preguntar —en inglés— directamente en su buscador: “¿Cuál es la palabra más larga en El rey Lear?, ¿Cuál es la duración promedio de una frase de Macbeth? o ¿Cuántas palabras únicas hay en Noche de Reyes?” y ofrecerá resultados instantáneos y exactos.

Cómo adelantarse a los efectos de la búsqueda semántica
Las acciones son dos pero importantes: reconsiderar todos los textos existentes y reprogramar el website de modo semántico (HTML5 estándar) y con todos aquellos snippets de programación en Microdata que recomiende Google. A medio plazo, el resto de buscadores emplearán los mismos snippets.

En primer lugar contrate a profesionales o agencias que cuenten con personal licenciado en Ciencias de la Información y de la Comunicación, capaces de reorientar los textos convenientemente. Sólo este perfil profesional incorpora los mecanismos automatizados de creación y análisis de contenido adecuándose a sus necesidades.

Recuerde que el texto es lo que el buscador encuentra y que lo demás es accesorio si no está correctamente descrito en formato de texto. Observe lo que quiere decir la página web desde la perspectiva de alguien que tiene una intención determinada frente a su website. Contextualice cada texto en el momento y plataforma de consulta y prescinda del esfuerzo innecesario de la colocación de palabras clave.

Reprograme el website utilizando cada bloque y elemento del código HTML5 exactamente para lo que se ha creado. Defina una arquitectura de navegación ágil, usable y semántica. Le ayudará más un periodista con conocimientos de HTML5 que cualquier programador o diseñador. Y exija que todos los elementos de contenido susceptibles de generar snippets —resultan transparentes al usuario— estén correctamente programados. Serán los primeros en ser considerados por el buscador.